Refranes de Marunla (15) y sus combinaciones en el diloggun

caracoles cauris He aquí algunos de los muchos refranes de la letra Marunla (15) y de sus diferentes combinaciones con las otras letras del diloggun.

Marunla tonti Okana (15-1)
– El perro del hortelano ni come ni deja comer.
– El hombre que con inteligencia construye, no debe permitir que su obra se destruya por ignorancia.
– La muerte no se ve pero se siente.
– Al que la muerte busca, lo encuentra.
– Flecha sin punta no mata a nadie.
– Pague sus deudas con los muertos para que no vengan a cobrarle.

Marunla tonti Eyioko (15-2)
– Más sabe el diablo por viejo, que por diablo.
– La muerte es la que nos lleva a conocer al creador.
– Al buey que no tiene rabo, Dios le quita las moscas.
– No bote ni descuide lo que le protege.
– Se cambió la sal por el azúcar y Olofin lo aprobó.
– No por mucho saber, mucho se tiene.
– Los mensajes de los muertos no se deben desoír.
– Si cuando estás presente te haces amar, cuando estés ausente te añorarán.
– Hay que darle tiempo al tiempo.

Marunla tonti Ogunda (15-3)
– El que mal piensa, mal tiene.
– El perro que te conoce, no te muerde.
– El rico y el pobre pueden conocerse pero no andar juntos.
– Un perro alimentado no puede jugar con otro hambriento.
– Cuando no hay nadie cerca, dos pueden pelear hasta la muerte.
– Nadie es profeta en su tierra.
– Si los tuyos guerrean contigo, no te va a matar un extraño.
– El que espera recoger cosecha, siembra el maíz sobre la tierra.

Marunla tonti Iroso (15-4)
– El que mucho sabe, poco ve.
– Del árbol caído todos hacen leña.
– Al que está de pie, todo el mundo lo rodea; al que está caído, nadie lo conoce.
– No traiciones a nadie, Dios todo lo conoce.
– El sabio, en su inocencia, cae en la trampa.
– Es una ignorancia imitar lo que hace el ratón, que reta a pelear al gato.

Marunla tonti Oshe (15-5)
– Si vas suave, vas bien, y si vas bien, llegas lejos.
– Si la sangre es buena, no produce males.
– Las vicisitudes de la vida roban la paz del alma.
– El que hoy te desprecia, mañana te necesita.
– El aprendizaje continuo evita el estancamiento.
– Su perdición es su buen corazón.

Marunla tonti Obara (15-6)
– El saber mucho es malo.
– Antes de correr se gatea y se camina.
– No por mucho madrugar amanece más temprano.
– No se burle del desconocimiento de otros.
– La sangre se paraliza cuando hay obstáculos.
– La pereza inmoviliza al sabio.

Marunla tonti Odi (15-7)
– Cuando el gato no está en casa, el ratón está de fiesta.
– La palabra dicha no se puede retirar.
– El chocolate se prueba, al consultante no.
– El gavilán que roba polluela, asegura su muerte.
– Los buenos hijos nos enorgullecen, los malos nos abochornan.
– La fama de buen amante hace que las mujeres se entreguen.

Marunla tonti Eyeunle (15-8)
– El sol sale para todos, menos para usted.
– El hierro quiso porfiar con la candela.
– La jícara rota nunca se llenará. A la jícara rota no se le llamará nunca a justicia.
– El que hace el bien a montones lo recibirá a montones.
– La desobediencia es el padre de la inocencia.
– El que se vanagloria de su saber, puede llegar a la ignorancia.
– El consejo de un niño puede igualar en sabiduría al de un viejo.

Marunla tonti Osa (15-9)
– La mujer es un río donde se rompen todos los güiros.
– No digas todo lo que sabes, porque el que dice todo lo que sabe muchas veces dice lo que no conviene.
– Tanto tienes tanto vales.
– Nunca se sabe cuándo una mujer peca ni cuándo se cae el millo.
– El alumno de hoy es el maestro de mañana.
– El enemigo es conocido.
– Ríete conmigo pero no de mí.
– La sangre no evita traición.

Marunla tonti Ofun (15-10)
– Uno no puede decir ni en jarana que la madre se está muriendo.
– El consentimiento daña al hijo del rico.
– Estar sin amigos es estar pobre de veras.
– El placer y los negocios no se deben mezclar.
– El que se come un ñame fresco convida a los otros a comer.
– No es oro todo lo que brilla.

Marunla tonti Ojuani (15-11)
– No dejes camino por vereda.
– El que le rinde culto al ancestro, tiene la bendición del cielo.
– Sea considerado con el que lo guía bien.
– La familia también nos enjuicia.
– Nosotros no nos conocemos en la oscuridad, pero nuestras voces ayudan a conocernos.
– Si un niño no conoce a su padre, la tierra no está derecha.
– Viajeros del cielo y de la tierra siempre al final de la jornada se encuentran.
– Lo que se hereda no se hurta.
– El amor no tiene edad.

Marunla tonti Eyila (15-12)
– La caridad bien entendida nace de uno mismo.
– Cuide a su perro porque es su guardián.
– Si el sabio no cuida su memoria, le pasa como al leño en la hoguera.
– Pagó los platos rotos por revoltoso.
– La guerra no destruye la cabeza del jefe.

Marunla tonti Metanla (15-13)
– El que mucho se brinda, sobra.
– La desobediencia cuesta la vida.
– Al que oye el consejo de su médico, no le falta la salud.
– La enfermedad no tiene distinción.
– La enfermedad no se ve pero se siente.
– Un solo palo no hace monte.
– La buena salud se preserva, la enfermedad se hereda.
– Sé capaz y serás envidiado.
– La familia hereda las enfermedades igual que el dinero.

Marunla tonti Merinla (15-14)
– Señala testarudez.
– Utilizar dinero ajeno en beneficio propio es una forma de robo.
– Mal que se convertirá en bien.
– Palabras que se lleva el viento.
– No todos los profetas son legales.
– El producto de la porfia es la pérdida.
– La curiosidad puede originar ceguera.

Marunla tonti Marunla (15-15)
– Marca abandono y descuido.
– El mundo es una tierra extraña, el cielo es la casa.
– El pico que le sirve al ave para comer, le sirve para hacer el nido.
– El que trabaja con añil, se tiñe la ropa.
– El sol no puede atrapar a la luna.
– Solamente se tiene la felicidad que hemos dado.
– Los muertos trabajan de noche y los vivos de día.
– Quítense las plumas de la cola del loro y ellas nacen de nuevo.

Marunla tonti Merindilogun (16-16)
– El que cumple con lo que le indica el oráculo resuelve su problema.
– El saber es virtud si se utiliza humildemente.
– La lechuza se oyó chillar ayer y un niño muere hoy, pero quién sabe cómo el pájaro supo que el niño iba a morir.
– Si usted no es almacén, no guarde cosas de otros.
– No comunique sus secretos ni negocios porque esto provocará su desgracia.
– Usted va a llegar tan alto que nadie lo calcula.
– El médico no se cura a sí mismo.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish