Refranes de Merinla (14) y sus combinaciones en el diloggun

caracoles cauris He aquí algunos de los muchos refranes de la letra Merinla (14) y de sus diferentes combinaciones con las otras letras del diloggun.

Merinla tonti Okana (14-1)
– Lo que buscas delante lo dejaste detrás.
– Lo profano y lo divino son enemigos mortales.
– Todo lo malo se ha ido por el escusado y lo bueno te da vida.
– Por mucho que se esconda el muerto, siempre se descubre.

Merinla tonti Eyioko (14-2)
– La muerte es principio y no fin.
– El fin es productor de la continuidad y el principio es quien nos hace vivir.
– La acción realiza, el pensamiento organiza la acción.
– El tener la solución en la cabeza y no ponerla en práctica, no resuelve nada.
– El mañana no existe si no tuvimos ayer.
– La muerte no existe para el árbol que da frutos.

Merinla tonti Ogunda (14-3)
– Las guerras no se producen en el cielo.
– Las guerras sólo se vencen con los pies en la tierra.
– Sus enemigos comen de lo suyo, pero cuando usted no tenga, sus amigos desaparecen.
– La traición está en la mesa donde se sientan sus amigos.

Merinla tonti Iroso (14-4)
– No descuide su posición, porque la puede perder.
– Lo que se anuncia se vende si el producto es bueno.
– Lo que se hace dormido no tiene excusa.
– El que mucho quiere ver, anula su visión.
– Cuidado que la paloma no eche a perder al palomo; la mujer es la que hace o deshace al hombre.
– Cuando se cierran los ojos es porque nos disgusta reconocer lo que hicimos.
– No hable del que le da de comer, pues el que no agradece no sirve.

Merinla tonti Oshe (14-5)
– Lo malo se hace bueno y lo bueno mejor, cuando el hombre usa su inteligencia.
– La sangre trasmite a los hijos lo bueno y lo malo.
– El que no puede ser justo, no puede hacer justicia con los demás.
– Una sola cabeza no puede gobernar dos tierras separadas, porque tendría que ser un monstruo de dos cabezas.

Merinla tonti Obara (14-6)
– Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe.
– El dolor de la barriga vacía sólo lo siente el que ha pasado hambre.
– El que presta a un amigo, pierde lo que presta y pierde al amigo.
– Por tener buen corazón, pierdes lo que necesitas.

Merinla tonti Odi (14-7)
– La infidelidad es la peor ofensa a la moral.
– Los vicios del cuerpo nunca se sacian.
– El poder mover el cuerpo es producto del espíritu.
– Las calumnias morales destruyen las uniones.
– Lo negro se vuelve blanco cuando nace el nuevo día.
– Los hijos son los peores jueces de los padres.

Merinla tonti Eyeunle (14-8)
– Lo que el viento se llevó, el mismo viento lo trae.
– Lavé cabeza y me salió tiñosa, por mal agradecido.
– Hojas del árbol caído, juguetes del viento son.
– La sabiduría de otros, previene al jefe de ser llamado tonto.
– Con la calma todo llega a la normalidad.
– Es preferible la muerte a la humillación.
– La ignorancia al consultar Ifá lo hace mirar para arriba, pero en el techo no hay oráculo.
– Usted no es perro que sigue a su amo, le falta fidelidad.
– Todo lo que se sabe es parte de lo que no se sabe, pero lo que bien se aprende no se olvida.
– Doy todo lo que sé por saber todo lo que ignoro.
– Se puede oír, pero no mirar lo que sucede detrás de la pared.
– El que estudia Ifá sin pensar es vano, el pensar en Ifá sin estudiarlo es peligroso.

Merinla tonti Osa (14-9)
– El que no conoce a su enemigo no lo puede vencer.
– El peor enemigo es el de adentro, el de afuera es vencible.
– El más débil pierde, pero el más fuerte se pierde.
– Cuando los nubarrones pasan, el brillo del sol resplandece.

Merinla tonti Ofun (14-10)
– Ifá es la sabiduría que nunca se pierde.
– Hay veces que perdiendo ganamos.
– No es necesario ser primero si sabemos ser.
– El polluelo que sigue a la gallina es el que le come la pata a la cucaracha.
– Terminar lo que se comienza es signo de crear.

Merinla tonti Ojuani (14-11)
– El malagradecido no merece nada.
– Olorun no abre sus puertas a aquel que no se las abrió a un hermano.
– El que no tiene bondad, no puede esperar recibirla de otros.
– El que canta sus males, espanta al prójimo.
– El que desperdicia lo que otro necesita, termina necesitando lo que desperdició.
– El que no escucha consejos, no puede darlos.

Merinla tonti Eyila (14-12)
– El soldado sin arma es un hombre común.
– La moral no se puede dictar en calzoncillos.
– El que se casa, casa quiere, pues hay un solo jefe por cada casa.
– El que mucho justifica sus acciones no debiera comentarlas.

Merinla tonti Metanla (14-13)
– No sólo la peste nos avisa de que algo está podrido.
– Santo Tomás no siempre tiene razón.
– Usted se asustó y no investigó, por desconocer lo invisible.
– Los muertos no se ven pero se sienten.

Merinla tonti Merinla (14-14)
– Atando cabos se hace soga.
– El mango de la azada tiene cabeza, pero no tiene cerebro.
– La cabeza en el aire y los pies en la tierra.
– Una naranja que se planta, una naranja que se arrancará.
– El león enseña sus dientes y los usa en el monte y en la ciudad.
– Los sueños hay que hacerlos realidades, para que sean efectivos.
– La moral no se pregona, se practica.
– Cualquiera que esté en la vía, puede ser salpicado.
– El aire hace al buitre, porque lo sostiene.
– La energía produce acción, la inacción produce apatía.

Merinla tonti Marunla (14-15)
– Mira bien por donde caminas, para que tus pies te lleven a buen fin.
– La cabeza no tropieza con los pies, pero hay quien camina con la cabeza y piensa con los pies.
– La boca que come tanto sal como azúcar, come bueno y come malo.
– Obiní mata a okuní (la mujer mata al hombre), cuando no le queda otra alternativa.

Merinla tonti Merindilogun (14-16)
– El saber no es amigo del egoísmo.
– El sabio no es más grande que el que busca el saber.
– El mundo está soportado por cuatro esquinas que lo mantienen en balance.
– La calle no se dobla por la esquina, sino por el centro.
– El sabio no se mide por sus grandes conocimientos, pero sí por su humildad.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish