Refranes de Ojuani (11) y sus combinaciones en el diloggun

caracoles cauris He aquí algunos de los muchos refranes de la letra Ojuani (11) y de sus diferentes combinaciones con las otras letras del diloggun. Ojuani (11) dice:
– Sacar agua con canasta.
– Mal agradecimiento, desconfianza.

Ojuani tonti Okana (11-1)
– Una persona quiere tumbar a la otra.
– No tires piedras al tejado ajeno si el tuyo es de cristal.
– Buey manso sabe de qué palo se rasca.
– El enfermo que se acuesta, la muerte lo sorprende dormido.
– Señala mortandad.
– El que no agradece, mal padece.
– Fue por lana y salió pelado.
– Lo que mal comienza no llega a buen fin.

Ojuani tonti Eyioko (11-2)
– No vale la pena hacer sacrificio por quien no lo merece.
– El rico y el pobre alimentan por igual a la muerte.
– Dios dijo: “Yo envío las enfermedades al mundo, pero las curo también”.
– Si el viento sopla, refresca tanto al bueno como al malo.
– El que da comida a un hambriento, da comida o alimento a su corazón.
– El que viene desnudo, no se puede ir vestido.
– Por la malacrianza de un niño, se puede perder a un grande.

Ojuani tonti Ogunda (11-3)
– Uno tira la piedra, un pueblo carga la culpa.
– Uno comete el delito, otro carga la culpa.
– Por una mujer se perdió igbodun.
– La llama de la discordia no respeta la mano que la prendió.
– Cuando se está fatal, hasta los perros lo mean.
– Secreto entre dos no es secreto y es fuente de discordia.
– En boca cerrada no entran moscas.
– Si un niño abre una cazuela hirviendo, la vuelve a tapar por el calor.

Ojuani tonti Iroso (11-4)
– Lo amenaza una vergüenza mayor.
– El que no se quiere, no puede querer a los demás.
– Por mucho que el venado corre, el perro lo alcanza.
– La soberbia anula la razón.
– Los bueyes sin yunta no alcanzan la meta.
– Un babalawo lleno de poder es menos poderoso que un orisha.
– Lo que se ensucia, lavándose se quita.

Ojuani tonti Oshe (11-5)
– Amor con amor se paga.
– Señala enfermedad venérea.
– La promiscuidad es igual al suicidio.
– La función del ser humano es ser agradecido.
– Cuando no está preso, lo están buscando.
– El despreciado de hoy, puede ser el salvador de mañana.
– La jaula, aunque de oro, jaula es.

Ojuani tonti Obara (11-6)
– El ojo del amo engorda el caballo.
– El que machaca en hierro frío, pierde su labor.
– Atienda su casa que puede perderla.
– Cuando no tenemos nada para dar, nadie nos visita, porque las ratas abandonan el barco cuando creen que se hunde.
– Si está rayado, atienda su cazuela.
– El que bota lo que adquiere, desperdicia sus esfuerzos.
– Usted ha comprado soga para su pescuezo.
– Por mucha agua que se le eche a una tinaja, si tiene hueco en el fondo, se pierde.
– Se hace el muerto para ver el entierro que le hacen.

Ojuani tonti Odi (11-7)
– Hay que hacer por quien hace por uno.
– Al río que le llegó la hora de salirse de su cauce, no hay represa que lo detenga.
– El hombre que es infiel pierde lo que posee.
– El perfume es el espíritu de las flores.
– Los enfermos, al médico, y los saludables, a la fiesta.
– No ofrezca lo que no puede cumplir.

Ojuani tonti Eyeunle (11-8)
– Lo que hace con las manos lo desbarata con los pies.
– No se puede arar en el mar.
– Puede quedar baldado por los nervios.
– El que tiene un buen amigo (Eleggua) no tiene que tomar venganza.
– El no hacer el oficio que conocemos, priva de satisfacción.
– El que come huevo, no piensa en el dolor que le dio a la gallina.
– El que se estanca por testarudo, no recibe el beneficio del cambio.
– La avaricia rompe el saco.

Ojuani tonti Osa (11-9)
– Mal que se presenta repentinamente. Haga ebbó.
– Para no pasar vergüenza, sé prudente y sabio como las hormigas.
– Acostarse y levantarse temprano hacen la salud y energía del hombre.
– Cuando el viento sopla, hace ondular el agua del gran río.

Ojuani tonti Ofun (11-10)
– Tenga ideas propias pero oiga consejos.
– La curiosidad mató al gato.
– Dios dijo: “Ayúdate que yo te ayudaré”.
– Nadie sabe dónde está el corazón del ñame, hasta que no se pica.
– No meta la mano donde no llegue su vista.

Ojuani tonti Ojuani (11-11)
– El mal que haga, para usted mismo irá.
– Señala problemas con la justicia y el malagradecimiento.
– La estera ordinaria no se pone nunca sobre la buena.
– Sí Obatalá Ayaguna no da la orden, la guerra no vendrá al mundo.
– Los ojos ven que el fuego cocina, pero no lo ven comer.
– La guerra no puede romper la roca.
– La justicia es justa porque es ciega.
– El que mal busca para otro, mal hace para sí.
– El chivo que puede arrancar un pedazo de madera, no puede arrancar uno de hierro.
– El agradecimiento es la memoria del corazón.
– Favor sacado, favor cagado.
– Sacar agua en canasta es un esfuerzo baldío.

Ojuani tonti Eyila (11-12)
– Seres que se confabulan para atacar a un amigo común.
– La promiscuidad sólo puede llevar a la muerte.
– Una familia unida es una familia fuerte.
– Un par de tetas tiran más que una carreta.
– No hubo lengua que habló, que Dios no castigó.
– El que se prostituye no se valoriza.

Ojuani tonti Metanla (11-13)
– Por la puerta, lo mismo entra lo bueno que lo malo.
– La avaricia rompe el saco.
– Señala disgusto entre sacerdotes por una mujer.
– Después de tantas mentiras, ni la verdad te van a creer.
– Sino escuchas los consejos de tu padre y de tu madre, los golpes del camino te los darán.

Ojuani tonti Merinla (11-14)
– No es sabio seguir lo que no augura triunfo.
– No se puede atar a un caballo con una brida de yerbas.
– Todo el mundo me tira a matar.
– Sólo cuando los racimos están maduros, se separan los cocos.
– Si no puedes cumplir una obligación, debes ser franco.
– Las raíces de Ifá son amargas y sus frutos son dulces.
– Oye a todos y de ninguno te fíes; ten a todos por amigos, pero cuídate de todos como enemigos.

Ojuani tonti Marunla (11-15)
– El mejor escribano echa un borrón.
– La obediencia salva.
– La envidia destruye, pero la justicia llega.
– El perro y el león entraron en porfía, el que tenga miedo que se compre un perro.

Ojuani tonti Merindilogun (11-16)
– Para hacer justicia hay que tener experiencia.
– El joven le pega al padre en defensa de la madre.
– El pollón pica al gallo por causa de la gallina.
– El doliente sufre la pérdida y los malos consejeros no lo acompañan.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish