Pataki : por qué en las ceremonias se honra a Eleggua el primero

Eleggua Después de haber creado el mundo, Olofin el creador, contrajo una grave enfermedad que debilitó sus poderes y su fuerza. Como no encontraba como curar su mal, llamó a cada uno de los orishas para ver si podían curarlo con el ashé que él mismo les había dado. Uno tras otro intentaron curarlo, empezando por Orula y su oráculo de Ifa, seguido por Babalu Aye, Yemaya y Oya, pero ninguno de ellos consiguió su curación. Viendo que no podían solucionar este grave problema, se reunieron todos los orishas alrededor de Olofin para meditar sobre lo que debían hacer. En ese momento llamaron a la puerta y era Eleggua, quien había oído que Olofin estaba muy enfermo y venía a curarlo. Todos pensaban que era demasiado joven e ignorante, pero él había venido a demostrarles que estaban equivocados.

Los orishas no confiaban en Eleggua pero Olofin les dijo que todos ellos lo habían intentado sin conseguirlo y que Eleggua merecía también su oportunidad. El había estado mucho tiempo vagando por los bosques y había aprendido muchas cosas.

Cuando se quedaron solos Olofin y Eleggua, éste sacó de su mochila un manojo de hierbas frescas, las trituró, les añadió agua y se las dio a beber a Olofin, diciéndole que en cuanto las bebiera, estaría curado. Y así fue.

Entonces Olofin llamó a los orishas que estaban fuera y les dijo que Eleggua había curado su enfermedad y que el joven inexperto había adquirido una gran sabiduría y merecía el reconocimiento de todos ellos.

Para recompensar a Eleggua, Olofin decidió que a partir de entonces Eleggua sería el primer orisha que debía ser honrado en cualquier tipo de ceremonia y el guardián de los caminos y de las puertas, entregándole para ello una llave de oro. Además, sin el permiso de Eleggua no podría realizarse ningún tipo de trabajo, ya fuera pequeño o grande.

Eleggua no intentó en ningún momento humillar a los otros orishas por su fracaso ante Olofin y se mostró humilde y amigable, por lo que todos los orishas acataron la orden de Olofin.

Es por ello, que desde entonces Eleggua tiene un puesto de privilegio entre los orishas.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish