El panteón de los orishas: generalidades

7 potencias Aunque en esencia la santería es politeísta, reconoce la existencia de un dios supremo, llamado Olodumare que reina sobre un panteón de divinidades conocidas con el nombre de orishas, que refleja el panteón yoruba.

Estas deidades personifican elementos de la naturaleza y del espíritu. Los principales orishas son: Eleggua, Oggun, Oshosi, Obatalà, Yemaya, Oshun, Shango, Oya y Orunmila. La ortografía de los nombres difiere  dependiendo de las fuentes.

Hay orishas de cabecera que son las espiritualidades que reciben directamente todos los que hacen la ceremonia de Kari Osha. No importa cual sea el ángel de la guarda ya que los oshas de cabecera siempre deben recibirse y es por ello que se llaman oshas de fundamento u orishas mayores. Estas deidades en una etapa ancestral estuvieron presentes en el plano material y fueron coronados antes de regresar al plano espiritual.

Los orishas menores son todas aquellas espiritualidades que no son ángel de la guarda y que por tanto no pueden coronarse en la ceremonia de iniciación. A diferencia de los orishas mayores, que son todos espirituales, estos pueden ser mitológicos.

El mundo fue creado por Olofin, Olorun es el sol y Olodumare la naturaleza. Olofin u Olofi o Alafin, sufrió una gran decepción al observar su creación y ver la avaricia y la mezquindad de los hombres. Decidió retirarse del mundo pero antes de eso, repartió su poder entre los orishas para que lo gobernasen. Nadie puede comunicar con Olofin ya que no recibe más que a su mensajero, Eleggua. Con Olorun y Olodumare forman la trinidad en la que él es el dios padre.

Cada orisha tiene un nombre y un color particular. También se le atribuyen objetos preferidos, alimentos, amuletos o un día de la semana. Los que desean venerarlo se visten con sus colores, confeccionan un collar de perlas según las reglas y le ofrecen sus comidas favoritas. La comunicación con el orisha se lleva a cabo de varias maneras: la oración, la adivinación ritual, las ofrendas como los dulces, las velas, los frutos y los sacrificios llamados ebbo. El ebbo tiene una definición bastante amplia pero se refiere sobre todo a la práctica de sacrificios animales. Se emplea para solucionar problemas importantes: para alejar la muerte, la enfermedad o la desgracia.

Cada orisha es el guardián de un aspecto de la vida humana. Existe un gran número de orishas pero el panteón yoruba esta jerarquizado. Los orishas más importantes, sobre todo Eleggua/Eshu, Oggun y Oshosi son los vigilantes supremos y por eso se les llama “guerreros”.

 

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish