El panteón de los orishas: Oké

otas En la naturaleza, Oke esta representado por la loma y es dueño de las montañas. Es el símbolo de los misterios de Olofin y de la firmeza de la madre tierra.

Es el guardián de todos los orishas, y el pilar de Obbatalá y Olofin. Con él se muelen todos los afoché (polvos mágicos) y se machacan las hierbas que se utilizan para realizar el omiero del asiento. Junto con Oggue y Orishaoko forman una importante trilogía que rige los movimientos de la tierra.

Este Orisha es parte de Obbatalá, vive al pie de este en un platito blanco y tapado con algodón. Cuando Obatalá lleva cinco otás, cuatro viven dentro de la sopera y la quinta es Oke. Cuando lleva ocho, siete viven dentro, y la octava es Oke.

Este orisha es de fundamento, no se asienta, no tiene herramientas. Con él se vencen enemigos y dificultades pero actualmente su culto es limitado.

Se sincretiza con Santiago Apóstol.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish