Refranes de Eyeunle (8) y sus combinaciones en el diloggun

caracoles cauris He aquí algunos de los muchos refranes de la letra Eyeunle (8) y de sus diferentes combinaciones con las otras letras del diloggun. Eyeunle (8) dice:

– La cabeza es la que lleva al cuerpo.
– Un solo rey gobierna un pueblo

Eyeunle tonti Okana (8-1)
– La montaña se creía muy fuerte y el mar se la estaba comiendo por debajo.
– Respeto, humildad, paciencia y obediencia le reportarán bienestar. Lo demás, lo contrario, el caos.
– La muerte no puede matar a una persona después de comerse su comida.
– El color no está en la ropa sino en la piel.
– El hombre desaprueba lo que no puede realizar.
– Con soberbia no se puede destruir lo que con sabiduría se creó.
– El capricho no es obra de la inteligencia.

Eyeunle tonti Eyioko (8-2)
– Falso como el humo, agrio como el limón y vergüenza de su casa.
– Si hasta ahora cargó el jolongo, ahora le toca el beneficio.
– El rey que quieren destronar sus propios súbditos a flechazos.
– El arco iris sólo ocupa el tramo que Dios le manda.
– El que no desea que lo engañen, que no engañe.
– La cabeza que no debe ir desnuda, encontrará un vendedor de sombreros cuando abra el mercado.
– Para hacer el mal, no hay hombre pequeño.

Eyeunle tonti Ogunda (8-3)
– Al que da, siempre le parece que recibe poco, aunque le den mucho.
– Mientras los cocodrilos vivan en el río, Ogbe Yono será eterno.
– Con su cabeza gana, con su cabeza pierde.
– Rey que recupera su corona.
– Cuando tenemos guerra con nuestra propia cabeza, siempre salimos vencidos.
– Por mucho que queramos comer, no toda la comida se puede retener.
– La oveja que se asocia con un perro, come mierda pues se asocia con su mayordomo.
– El hambre hace del joven un viejo; un vientre lleno hace al viejo un hombre joven.
– El que lleva candela en las manos, no se puede esperar.
– La oveja todavía está vistiendo la lana del año pasado, hasta que se la corten si es buena.
– El que comete adulterio con la esposa de un hombre, siempre será su enemigo.
– El dinero en el mundo lo encontramos y en este mundo lo dejamos.
– Cuando el chivo jíbaro está vivo, el cuero no se puede usar para tambor; pero cuando muere, nadie vacila en usar la piel como tambor.
– La mejor fortuna es tener poder y saber usarlo.
– El gandío (las grandes comilonas) agranda el vientre y achica su cabeza.
– Cuando se conoce cuál es la causa, no se le pregunta al otro si es feliz.
– La orgullosa laguna se aparta del arroyuelo, como si el agua no fuera lo común en ambos.
– Chivo que rompe tambor, con su pellejo paga.
– El ojo no mata al pájaro, pero el rifle sí.
– La inteligencia sólo se vence con la sabiduría, no con la fuerza.
– La avaricia y la tragedia son hermanas.

Eyeunle tonti Iroso (8-4)
– Si su cabeza no lo vende, no hay quien lo compre.
– La cabeza es la que lleva al pie derecho y al pie izquierdo.
– Las mentiras viajan durante veinte años y jamás llegan, la verdad siempre llega a tiempo.
– La verdad dice que es mejor revelar y morir, que tener que huir.
– El padre nunca niega ayuda al hijo que sabe ganársela.
– Si das un puntapié a tu perro, otros le darán de palos.
– El ojo del hombre ve a Dios entre lágrimas, pero cuando vuelve hay regocijo.
– Nada prestado se puede retener interminablemente, porque siempre hay que devolverlo.
– Aquel que es enterrado por un hijo, es quien realmente tiene un hijo.
– El que pierde a su padre, se queda sin protección.
– El que enmienda sus defectos, modifica sus enemigos.
– La cabeza era una maza que siempre estaba buscando.
– La cabeza, si es buena, conduce bien a los pies.
– En el reino de los ciegos, el tuerto es rey.
– Por mucho que lo anuncien, si no sirve no lo compre.
– La verdad, la mentira y lo imposible no se deben confundir.
– El pobre, cuando hace por un hijo, está haciendo por sí mismo.

Eyeunle tonti Oshe (8-5)
– Mentiroso, revolucionario.
– El que da lo que tiene, a pedir se queda.
– Las casas vacías no son hogar.
– Rey que camina en el mundo sin corona, es súbdito.
– El espíritu del hombre moral no muere.
– La carreta no va delante de los bueyes.
– El que no tiene virtud se desprecia más que el que tiene un vicio.
– Las plumas del loro vienen de la cola pero van a las cabezas.
– El guacamayo canta en el campo y el pitirre en la ciudad.

Eyeunle tonti Obara (8-6)
– Tigre que come hueso, satisfacción para su garganta.
– Más sabe el sabio por viejo que por sabio.
– El que se mete a redentor, sale crucificado.
– El murciélago, con la cabeza para abajo, observa la manera en que se comportan los pájaros.
– El amor corrompido es el dolor y la pérdida más grande.
– Las ideas de un hombre bueno son como el lingote de oro.
– La gallina blanca no se da cuenta de que ella es un pájaro viejo.
– Aquel que debe jugar un rol en la vida se reconoce desde su nacimiento.
– A la gran tinaja no le falta jamás un hueco.
– Si vistes al desnudo y le echas en cara tu favor, no lo has vestido.
– La gran tinaja no puede romperse ella misma.
– A rey muerto, rey puesto.
– El que mucho se aleja, pierde el camino de regreso.
– El oro no falta jamás a los ojos del leopardo.
– El buen sol se conoce en la aurora.

Eyeunle tonti Odi (8-7)
– Las apariencias engañan a las personas, no al corazón.
– Donde nació la bagatela y el pitirre (pájaro).
– La sabiduría está esparcida, no hay cabeza que pueda contenerla toda.
– Pagan justos por pecadores cuando el juez es deshonesto.
– El que anuncia el bien de todos, puede no alcanzar el suyo.
– Cada quien vino para lo que Dios lo mandó, pues cada cabeza es un mundo.
– El verdadero modo de no saber nada, es aprenderlo todo de un golpe.
– Después de ofrecerme el beneficio, me dejas colgado.
– Después de la muerte de un amor, nace otro que pensamos es el mejor.
– Si el cangrejo tuviera cabeza, caminaría con destino.
– El que persevera triunfa.

Eyeunle tonti Eyeunle (8-8)
– Amigo mata a amigo.
– Dos amigos inseparables que se separan.
– Dios le da barba a quien no tiene quijada.
– Un solo rey gobierna a su pueblo.
– Todo lo tengo y todo me falta.
– El mar hizo un sacrificio y volvió a su hueco.
– Protector de la ciudad, es el nombre de Eshu.
– La mano se alza más alto que la cabeza, aunque la cabeza esté sobre las manos.
– El dinero se sienta sobre la cabeza, las deudas cuelgan de nuestro cuello.
– La cabeza manda el cuerpo.
– No hay mal que dure cien años, médico que lo asista ni cuerpo que lo resista.
– Este río y el otro río tienen un solo rey, el mar.
– Todos los honores de las aguas que hay sobre la tierra no son tan grandes como el honor del mar.
– Divide y vencerás.

Eyeunle tonti Osa (8-9)
– Donde Shangó comió carnero por primera vez.
– Lo malo que hizo una vez, no lo vuelva a hacer.
– Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza.
– El que traiciona a su amigo, merece la forma de un carnero.
– Aquel que desea la muerte de otro, es porque ya está muerto.
– La luz de la luna clara, como los hijos de Dios, da la claridad a todos.
– Por mucho que se disfrace el enemigo, con astucia siempre se descubre.
– Dos amigos no admiten un tercero; dos es compañía, tres es multitud.
– Asusta pero no mata.
– Se puede ser más astuto que el otro, pero no más astuto que todos los demás.
– Cuando el padre de la familia muere, en el hogar hay desolación.
– La traición no camina con la inteligencia, porque la descubren por bruta.
– Si te comiste la salsa, te comerás el pescado.
– Todos los animales no se amarran por el cuello, hay a quien se amarra por los tarros.

Eyeunle tonti Ofun (8-10)
– La verdad y el orgullo son pasiones que se desvanecen ante la realidad de la vida.
– Los menores reemplazan a los mayores.
– Para ser respetado, primero hay que respetar.
– Los jóvenes nunca oyen la muerte del paño y éste se convierte en jirones.
– La cortesía no cuesta nada, cada humano es digno de respeto.
– El respeto engendra respeto.
– Con luna o sin luna, el Oba será reconocido donde se le encuentre.
– La bendición de Dios no puede ser forzada.
– El hombre y la familia son como el río y el cauce. El río abre el cauce y el cauce esclaviza al río.
– Eso que tú quieres, otro lo rechaza.
– Lo que uno se encontró, a otro se le perdió.
– Ni sabio ni ignorante pueden decir que no encontrarán un bastón en el monte.
– Entre mayores no hay diferencias si existe el respeto mutuo.

Eyeunle tonti Ojuani (8-11)
– La cabeza siempre triunfa sobre la mala fortuna.
– Barco parado no gana flete.
– Hay que rectificar una cosa que está parada.
– Usted es candil de la calle y oscuridad de su casa.
– El momento de la creación ha llegado para el que tiene la capacidad.
– Al este y al oeste, mi casa es mejor.
– El amo mató al amor, y sembró el odio.
– La diversidad y la inconstancia hacen perder la buena cabeza.
– No busque en la calle lo que tiene en su casa.

Eyeunle tonti Eyila (8-12)
– Todo tiene principio y fin, su gloria y su caída.
– Nada es estable en la vida.
– Debe dar antes de recibir.
– La guerra se gana con una buena estrategia, pero por la fuerza se pierde.
– Cuchillo de doble filo.
– Al que le pidan un fósforo debe antes pedir un tabaco, sino se irán con su candela sin recompensa.
– El fuego consume sólo lo que está a su alcance.
– Ya bebí, ya comí, canta la codorniz cuando está repleta.
– El mayor que se propasa con exceso, pierde todo el respeto y el prestigio.
– El que busca la enfermedad se encuentra con la muerte.
– El odio es cariño.

Eyeunle tonti Metanla (8-13)
– El cuerpo se envicia pero la cabeza sufre el percance.
– El que tiene buena cabeza cuida a su sostén, el cuerpo.
– El único que vence la epidemia es aquel que usa su capacidad y no se infecta.
– Si usted quiere ayudar a otra persona, hágalo completo.
– Cuando se hace un traje a un vago, se le debe teñir de negro, para que no se vea la suciedad.
– Para sentenciar un juicio hay que oír las dos partes, sino se mete en un enredo o se comete una injusticia.
– El calumniador es un hombre con un puñal en la frente y un látigo por lengua.
– Cuando una aguja se le cae a un leproso, se esfuerza para volver a apoderarse de ella.

Eyeunle tonti Merinla (8-14)
– Los niños malcriados e intratables serán recogidos por el extraño.
– Cada cual vino para lo que Dios lo mandó, no todos podemos ser jefes.
– Aunque me creas solo, no lo estoy, porque Dios está conmigo.
– El abikú convierte en mentiroso al médico cuando el niño llega a joven.
– La esponja va alegre al baño, pero sale llorando.
– El gran tambor Aketá dijo que demoraría mucho en emitir su sonido.
– Eres valiente, te fias de tus fuerzas, pero si no moderas tus ambiciones tendrás una vejez sólo para secar tus lágrimas.
– Los odus de Ifá son más fuertes que las brujerías, Ifá nos da la forma de eliminarlas.
– El que disimula la injuria de un cuerdo.

Eyeunle tonti Marunla (8-15)
– El que tiene buena cabeza, tiene la capacidad para ser rey.
– La cabeza no tiene que ser grande, pero la capacidad sí.
– La mala cabeza es la que lleva al hombre a fracasar en sus intentos.
– Los árboles grandes se caen cuando viene el ciclón, los pequeños quedan después como grandes.
– Para ser maestro, primero se debe ser alumno.
– El que enseña todo lo que sabe, fabrica su reemplazo.

Eyeunle tonti Merindilogun (8-16)
– El que puede hacer algo mejor de lo que hace y no lo hace, es el mayor de los vagos.
– La lengua perdió a la cabeza, no proclame su conocimiento.
– La comadre compró escoba nueva.
– Un hombre trabajador rara vez está necesitado.
– Mientras la comida no está cocida no se saca del fuego para comer.
– La capacidad del inteligente es la espada con la que conquista sus metas.
– El que tiene sus brazos y no trabaja, es el padre de la haraganería.
– En la unión está la fuerza.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish