El Palo Monte en Cuba (2)

palo monte De la misma manera que el babalawo en la santería,  el tata nkisi representa la jerarquía más alta dentro del palo mayombe. Es el padre nganga, el padrino, el que tiene los conocimientos para funcionar ante la prenda (nganga-nkisi) o “cazuela”, que es la casa de su muerto esclavizado que tomará posesión del iniciado durante las ceremonias. Mediante un trato con el muerto que vive en la “cazuela”, el palero lo atiende, por ejemplo derramándole sangre de un pollo recién sacrificado y a cambio el muerto lo obedecerá y protegerá contra todo lo malo.

El palero, emplea para adivinar el mpaka mensu, que es un cuerno que tiene en su interior ingredientes mágicos y cuya abertura está tapada por un espejo que el brujo va ahumando y a través del cual lee las figuras que aparecen en el humo. Para los paleros es básico ver el futuro para poder arreglar los problemas de manera rápida y eficaz. Muchos utilizan el chamalongo, que puede estar conformado por cuatro conchas de coco, huesos o siete, nueve o dieciseis conchas o cauris.

Los muertos forman parte de la vida diaria del palero como miembros de la familia, y aunque no hay una mitología tan rica como la de los Yorubas, sí tienen un conocimiento herbolario o botánico bien desarrollado, adorando las plantas y todas las fuerzas de la naturaleza como los vientos, el mar, o los metales.

Tienen una música y cantos pobres comparados con los Yorubas, pero tienen instrumentos musicales propios, usando como lengua ritual una mezcla del kilongo con el español.

 A la regla bantú, la enriquecieron además de los yorubas y el catolicismo impuesto, algunos elementos de los ritos espiritistas, lo que hace que esta heterogeneidad étnica  sea exclusiva de Cuba, y que los cultos africanos no sean practicados como en su país de origen.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish