Como dar coco usando las dieciséis posiciones o aperes: Obi Apere-ti

obi El oráculo de Obi Apere-ti sigue practicándose actualmente en algunas casas de santo cubanas pero su uso se está perdiendo a pesar de formar parte del legado de sus antepasados yorubas. Se tiene conocimiento de que ya en el siglo XVI los esclavos yorubas que fueron llevados a Cuba, utilizaban este oráculo en sus rituales de adivinación como complemento del primer oráculo de Obi.

Los mensajes del oráculo de Obi Apere-ti aportan una información adicional al oráculo de Obi ya que cada posición se caracteriza por ser la forma de expresión de un orisha o entidad. En el Obi Apere-ti se ha determinado que existen diecisiete (dieciséis más la posición diecisiete que corresponde a Olofin) figuras geométricas o posiciones, llamadas apere, que adoptan los cocos al caer. Cada una de las posiciones corresponde a una entidad exclusivamente y al caer el Obi, marcará cualquiera de las letras (Alafia, Etawa, Eyeife, Okana u Oyekun), pero además, su posición en el suelo, nos indicará la identidad del orisha que está hablando, lo que aportará un mensaje adicional.

Así por ejemplo, si se está realizando una ofrenda a Eleggua y se le da coco para saber si acepta la ofrenda, bastará con utilizar el oráculo de Obi. La respuesta será si o no dependiendo de las diferentes letras (Alafia, Etawa, Eyeife, Okana u Oyekun). Sin embargo aplicando la técnica del Apere ti en esa misma tirada, y dependiendo de la posición en que caigan los cocos, se obtiene un mensaje adicional del orisha consultado o de otro. Si en nuestro ejemplo, la letra inicial es Eyeife, Eleggua está diciendo que acepta la ofrenda. Sin embargo, por la figura geométrica que describen los cocos al caer se puede identificar al orisha que está hablando que puede ser el propio Eleggua u otro que desea comunicarse dando un mensaje adicional.

Si se está aplicando la técnica del Apere-ti con el Oráculo de Biagüé, y al caer los cocos éstos no marcan una posición correspondiente a las diecisiete conocidas, entonces en dicha tirada no habrá lectura de Apere-ti, y sólo se tendrá en cuenta la afirmación o negación de la letra.

Si por el contrario, llevamos a cabo un registro general a través del Apere-ti, deberá repetirse la tirada tantas veces como sea necesario, hasta conseguir una posición de las diecisiete reconocidas.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish