Como se saluda en la santeria

saludos Foribale o moforibale es el saludo que se hace directamente a los orishas o a un iworo que ha “hecho Osha”  es decir, que ha sido iniciado en el sacerdocio. Este saludo es fundamental para los iyawos, en la etapa inicial del culto a los orishas pero puede hacerlo cualquier persona que haya recibido los elekes (collares).

La palabra foribale o moforibale significa literalmente “poner la cabeza en el suelo”.  Esto hace referencia al acto de postrarse ante el orisha, también conocido como “tirársele” o “el saludo del santero”. Los iworos, es decir los santeros, son saludados también de esta forma porque ellos han pasado por el ritual de “Kari Osha” o “Yoko Osha” que es poner al orisha en la cabeza. De esta forma se está saludando al orisha en la cabeza del iworo y no al ser humano. Es un acto de respeto al orisha y debe hacerse cada vez que la persona se presenta ante los orishas, ante un santero durante una visita a su templo, o ante una ceremonia. Durante este saludo el iworo dará la bendición de los orishas y en especial la de su ángel de la guarda a la persona que lo está saludando postrado en la estera.

Siempre que haya una ceremonia, el iniciado de elekes debe saludar primero a los orishas. Esto nunca debe hacerse en la ausencia de un iworo, pues es un santero el que debe levantarlo del suelo después de darle la bendición.

Después de saludar al orisha, el iniciado de elekes se le “tirará” a la persona que lo ha bendecido mientras él estaba frente a los orishas. Después deberá saludar a sus padrinos de la misma forma, saludando a continuación a todos los sacerdotes presentes por orden de edad en la religión (una persona de quince años puede a veces tener diez años en Osha). Los santeros jóvenes también saludan a sus mayores de esta misma forma, comenzando por sus padrinos que los parieron en la religión aunque ya no sean iyawos, ya que se entiende que además del saludo a su mayor, se busca la bendición del orisha tutelar.

Rendir foribale, moforibale, o “tirarse” puede hacerse de dos formas distintas dependiendo de que el orisha tutelar de la persona sea masculino o femenino. Si el orisha es masculino (independientemente de que la persona sea hombre o mujer), la persona se tiende boca abajo en el suelo, con la cara hacia abajo y los brazos en los costados del cuerpo. Si el orisha es femenino (como Oshún, Yemayá, Oya, etc.), la persona se tira al suelo de costado, primero del lado izquierdo apoyándose en el codo y después se gira del lado derecho.
 Después de que el iniciado de elekes ha rendido foribale y ha sido bendecido o “levantado” del suelo, se levantará y saludará al iworo cruzando los brazos sobre el pecho y acercándose a él diciendo “bendición” o “ashé”. Entonces se inclinará primero hacia la izquierda y después a la derecha, tocando sus hombros con los del sacerdote. Después de haber saludado a los santeros, los iniciados de elekes se pueden saludar los unos a los otros haciendo el saludo de los brazos cruzados, sin decir “ashé” o “bendición” pues ellos todavía no son sacerdotes.

Saludar a un babalawo o “padre de los secretos” es un caso especial. Ellos son saludados inclinándose la persona y tocando el suelo con la punta de los dedos de su mano derecha, mientras dice “Iború, Iboya, Ibosheshé”.

Otro caso especial es el de un sacerdote de Oshosi, quien saluda a sus mayores arrodillándose sobre una rodilla, la mano derecha cruzada sobre el pecho, la izquierda hacia la espalda, con la cabeza inclinada. Este saludo muestra al mundo que es el hijo o hija del gran cazador Oshosi, pues este saludo evoca en cierta forma a un cazador de rodillas.

email
  • About post
posted on 7 junio 2012
in Santeria
tagged ,
2009 - 2014 © SANTERIA.FR