Cómo preparar la piedra imán

piedra iman Hay diferentes maneras de preparar la piedra imán. Puede preparase un omiero con albahaca, prodigiosa, mejorana, álamo, romero, aguardiente, miel, vino, agua de mar, agua bendita y unas piedras de “benjuí”. Se cuece todo, para después de colarlo, darle un baño y dejarla por espacio de siete días en el interior de la cazuela. Transcurrido dicho tiempo, se lava con agua fresca y limpia. Puede llevarse en el bolso o en un bolsillo y debe alimentarse regularmente con limaduras de hierro.

Otros santeros la entierran envuelta en un paño blanco durante siete días. Una vez en casa, se le sacrifica un gallo blanco; consumido el gallo en una comida habitual, se deben recoger todos los huesos y hacer un paquete con ellos y enterrarlos en el mismo lugar donde estuvo la piedra imán. A continuación se lava la piedra con una mezcla de vino dulce, canela molida y agua bendita. Se puede guardar en una pequeña cazuela, junto con alguna herradura, sortija, etc, de oro, plata o cobre.  Se deben añadir limaduras de hierro o polvo de piedra imán.

Sus virtudes son muy conocidas y es de gran utilidad para todos los que necesitan un amuleto, al que se le puede pedir toda suerte de cosas. Si se rompe, se la debe enterrar en el mismo lugar donde se la preparó, con fe, agradecimiento y cariño. Debemos bautizar nuestra piedra imán, con agua bendita dejándola durante tres días en un recipiente con polvo de mirra y benjuí y rezándole tres padrenuestros.

La debemos limpiar al menos una vez al año. El día preferido por los santeros es el día de San Juan; por la mañana la sacaremos al sol y la lavaremos con vino, miel y agua con canela molida. La dejaremos expuesta durante toda la mañana; al cogerla le rezaremos un padrenuestro y le agradecemos sus dones.

Dicen los babalochas e iyalochas y todos los practicantes de la religión, que es conveniente conservarla envuelta en un paño blanco.

Cuando la piedra “pierde fuerza”, se le da un baño con jengibre, canela y tres dientes de ajo, exponiéndola al sol durante siete días.

  • Buenas tardes. Muchas gracias por su interés y por su comentario. La piedra imán es conveniente que sea preparada por un olosha (santero o santera) pero si usted no tiene contacto con ninguno, puede prepararla con las hierbas que tenga a su alcance y cuando tenga oportunidad llevarla a un olosha para que termine el ritual. Ashé,

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish