Las velas y los rituales

velas La palabra vela procede del latín candere que significa brillar. Desde la antigüedad todas las civilizaciones han utilizado la luz del fuego para iluminar el interior de las casas así como los templos y los santuarios. La mayoría de las ceremonias y de los rituales estaban relacionados con el fuego. Desde el siglo IV, las velas se han utilizado para realizar ofrendas a las divinidades y a los santos, ya sea como agradecimiento o para pedir un favor.

El fuego ha estado siempre relacionado con los aspectos mágicos y religiosos de la naturaleza. El fuego como elemento sagrado fue utilizado en la antigüedad para responder a las preguntas que nuestros antepasados se hacían respecto al destino tanto individual como colectivo. Hoy en día, las velas se utilizan para interpretar los mensajes de las entidades y para realizar rituales mágicos.

Las velas que van a utilizarse para realizar un ritual, deben ser encendidas con una cerilla o con una pequeña rama encendida. No deben apagarse soplando, sino utilizado un utensilio especial para ello que se encuentra fácilmente en los comercios. Sino, se puede utilizar un vaso o una copa de cristal o incluso comprimiendo la llama de la vela entre dos dedos de forma rápida para evitar las quemaduras.

En los rituales en los que se utilizan las velas es importante tener en cuenta su color. Pueden servir para combatir la envidia, la avaricia, las disputas, el odio, la tristeza, los peligros, la violencia y otras vibraciones negativas que nos rodean.

Las velas tiene un papel importante en la santería y cuando se enciende una vela, se reza una oración para pedir la bendición de los espíritus durante la realización del ritual. El número de velas utilizadas depende de cada orisha: tres o siete para Eleggua, Oggun y Oshosi; siete para Yemaya; seis para Shango; cinco para Oshun, etc. Sin embargo, antes de realizar el trabajo u ofrenda, se debe preguntar al orisha utilizando los diferentes oráculos (diloggun, oráculo de obi) para establecer el número de velas que corresponde.

2009 - 2016 © SANTERIA.FR
FrenchSpainEnglish